InicioMeditacionesVisualizacionSubliminalAutohipnosisMusicoterapiaArticulosConócenosContacto

síguenos

Miedo y Pretextos Para Meditar

 

Si estás leyendo esto, probablemente has pensado en meditar, o lo has hecho alguna vez y lo dejaste. Si te encuentras diciéndote "Sé que debería estar meditando, pero no tengo tiempo" o "Mis ocupaciones no me dejan meditar” quizás los pretextos te están ganando para llevar a cabo una actividad que está demostrado que será benéfica para ti.

Cada vez más, parece ser que la gente feliz y de éxito tiene una práctica constante de meditación o conexión con algo más grande que ellos, que les ayuda a tener paz mental y alcanzar sus logros.

Así que si quieres tener una práctica regular de meditación o reflexión, pero no lo estás haciendo, la razón puede ser que tienes miedo.

¿Miedo a qué?, te preguntarás. Miedo a estar sol@, contigo mism@. La meditación puede ser algo que da miedo en un principio, porque no sabemos lo que vamos a encontrar en el silencio de nuestra respiración.

Como Henry David Thoreau lo expresó, "Es más fácil navegar miles de millas a través de frío y tormentas, en un buque del gobierno, de lo que es explorar el mar privado, en los océanos de la propia soledad."

Y tus miedos quizás no son tan infundados. Cuando alguien comienza a meditar, puede enfrentarse a emociones negativas reprimidas, que temía ver de frente, más que nada por miedo al dolor que éstas producen.

Pero en el problema está la solución.

La mejor forma de enfrentar los miedos que no deseas, es meditando. La meditación te dará las herramientas para enfrentar esos miedos y pensamientos negativos que no solo evitan que medites, tampoco te dejan avanzar en otras áreas de la vida.

A veces, el meditador le tiene miedo al cambio.

El que medita sabe que cambiará, está comprobado, es inevitable. Decenas de estudios han probado que los meditadores regulares se vuelven personas más tranquilas, pacíficas, responden de diferente manera ante el estrés y hasta tienen mejor salud.

¿Y qué es lo espantoso de todo eso? te dirás. Pues que es@ no eres tú actualmente. Necesitas cambiar para llegar a ese punto, y los cambios dan miedo. Pero como todo cambio, lo más difícil resulta comenzar, pero una vez que descubras los beneficios por ti mism@, te olvidarás de ese miedo a cambiar, y verás que la nueva persona en la que te transformas, es tu verdadero yo.

 

Algunos de los pretextos para no meditar incluyen:

  • "Simplemente no tengo tiempo suficiente".
  • "Parece algo muy aburrido".
  • "Empecé la meditación hace años pero por alguna razón no era para mí."
  • "Otros pueden pensar que soy muy raro hacer algo así."
  • "Voy a estar tan relajad@ que voy a perder toda la motivación para hacer las cosas."
  • “La meditación es para los hippies."
  • "No tengo nada de malo en mí, ¿por qué iba yo a querer meditar?"
  • "Yo tengo mis propias convicciones religiosas."


Estudia bien los pretextos y date cuenta de que ninguno de ellos es real. Ni siquiera el último, la meditación no tiene nada que ver con la religión.

Cuando te hayas decidido a cambiar y quieras dar el primer paso a una mejor calidad de vida, te invitamos a visitar nuestra página de meditaciones guiadas que te ayudarán a iniciar este nuevo camino.

 

Meditaciones Guiadas disponibles:

 

Genera cambios en tus estados emocionales con
Audios grabados por expertos:

Meditaciones

meditaciones

Visualización

visualizacion

Subliminal

audio subliminal

Autohipnosis

autohipnosis

Musicoterapia

musicoterapia

 

© Todos los derechos reservados. Se prohibe cualquier reproducción total o parcial de los contenidos de este sitio.

Anótate y descarga GRATIS el video
"Meditación
Para Seguridad
y Autoestima",

y además recibe el boletín "Manejo de Emociones" sin costo cada mes:

Nombre:
Apellido:

Correo Electrónico: